Los términos CPM, CPC y CPA hacen referencia a distintos tipos de métodos empleados para medir los costos de una campaña publicitaria on-line.

Para los anunciantes, conocer sus diferencias les ayudará a asignar de la manera más efectiva posible su presupuesto, mientras que para las publicaciones (portales, blogs, magazines, etc…) representará el modo en que recibirán ingresos por pautar los anuncios.

CPM o Coste Por Mil.

El CPM representa el coste de mil impresiones de un anuncio, es decir, el precio de aparecer impreso mil veces en la página web donde se publicita. El anunciante propone el número de ocasiones en que quiere que su mensaje aparezca en la página y en base a esto se establece un precio por cada mil. Por ejemplo, si una página web tiene un precio de $10 por cada 1,000 impresiones y el anunciante solicita 100,000 impresiones, el costo de su campaña ascenderá a $1,000.

CPC o Coste Por Clic.

El CPC es un modelo de pauta basado íntegramente en los clics que se efectúan sobre el anuncio. El anunciante paga una cantidad que oscila entre unos pocos centavos a unos dólares, únicamente cuando el usuario hace clic. Sin clic, no hay pago, independientemente del número de impresiones.

El más reconocido sistema de CPC es el de Google Adwords, donde los anunciantes sugieren el precio que desean pagar por clic y pueden establecer múltiples parámetros para su campaña, desde el presupuesto máximo diario hasta los criterios bajo los cuales aparecerá el anuncio. Por otro lado, las publicaciones cuentan con el sistema de Google Adsense para poder servir los mensajes de Adwords, llevándose así un porcentaje del Pago Por Clic (PPC).

Otro de los modelos de CPC que está adquiriendo gran relevancia, tanto por su eficiencia en coste como por el depurado grado de segmentación que permite, son los anuncios en Facebook.

CPA o Coste Por Acción.

El CPA, Coste Por Acción o Coste por Adquisición, va más allá del simple clic, ya que requiere además una determinada acción por parte del usuario cuando este llega a la página del anunciante, ya sea la suscripción a una lista, descarga de software, compra de producto, etc… En este modelo el anunciante solo paga cuando se produce dicha acción, si bien el CPA suele tener un coste más elevado que puede ascender hasta varias decenas de dólares.

El Coste Por Acción es generalmente el empleado en Marketing de Afiliados.